martes, 6 de abril de 2010

Escultura del Quattrocento: Lorenzo Ghiberti


Salomón y la Reina de Saba


Terceras puertas: Renacimiento. Sacrificio de Isaac


Segundas puertas: Sacrificio de Isaac


Segundas puertas: Goticismo

Lorenzo Ghiberti

Escultor de la primera mitad del siglo XV. Compaginó su trabajo de escultor con la de teórico, coleccionista de obras de arte y escritor. Se le atribuye la primera autobiografía de un artista. Evolucionó desde un sólido goticismo, patente en la importancia de la línea y el detallismo hacia los postulados renacentistas, como la perspectiva o las formas más suaves. Ganó el concurso de las segundas puertas del Baptisterio de Florencia, derrotando a Filippo Brunelleschi. Gracias a su éxito, le encargaron las terceras puertas también. Pasó cincuenta años de su vida trabajando en ellas.

Las segundas puertas son de bronce, formadas por 28 cuadrados con marco cuadrifolio de 53 x 44'5 cms. Los realiza entre 1402-1424. En ellas se recogen escenas del Nuevo Testamento, desde la Anunciación a Pentecostés. Mantiene el recuadro polilobulado de Andrea Pisano de las primeras puertas, recuerdo del gótico, pero como novedades introduce el desnudo, el paisaje y los motivos clásicos. Destaca el Sacrificio de Isaac con el que gana el citado concurso. Su Isaac es heroico, valeroso y dispuesto; el de Brunelleschi, muestra tensión y miedo. La comparación entre Ghiberti y Brunelleschi muestra el mayor goticismo del primero y el helenismo del segundo, el interés de Ghiberti por las figuras y el propio tema, dejando de lado lo dramático. ¿Por qúe ganó Ghiberti? Puede que por su conservadurismo. Las segundas puertas muestran su goticismo, tanto en el canon como en la inexistencia de espacios tras las figuras, que se mueven sobre fondos irreales y vacíos.

Las terceras puertas o puertas del Paraíso, de forma cuadrada, compuestas de 10 relieves de 79 x 79 cms; cinco a cada lado, divididos en dos bandas verticales. Son de bronce dorado. Las realiza entre 1425 y 1452. Usa técnicas casi pictóricas, de gran suavidad y perspectiva (degradación del volumen conforme se acerca a la lámina: técnica del schiaccato o aplastado). Pasa de volúmenes casi de bulto redondo o relieves muy altos hasta marcas casi imperceptibles en los planos más alejados. Los rebordes de los cuadrados son de color negro. Con la técnica del schiaccato logra :

  • Sensación de volumen

  • Realidad

  • Espacio (perspectiva)

  • Más luz, con el juego de claroscuro

  • Movimiento

  • Detallismo

  • Complejidad de las escenas.

  • Figuras son más vivas, que se mueven en un espacio definido y real, protagonistas en segundos planos y temas como excusa para manifestar sentimientos. Miguel Ángel llamará a ésta "Puerta del Paraíso"; Rodin la tuvo presente en su "Puerta del Infierno" .
  • Escenas del Antiguo Testamento
  • Salomón y la Reina de Saba: los protagonistas se encuentran en el eje de simetría central, con dos grupos de personas a los lados. Tiene un fondo arquitectónico importante. Se representa la profundidad, al disminuir el volumen desde el primer plano hacia el interior.
  • Sacrificio de Isaac: En primer plano, la hospitalidad de Abrahám con la visita de los tres ángeles. En el lado opuesto, la escena del sacrificio. Escondidos y abajo, los sirvientes y el asno. Arriba y difuminados, los protagonistas auténticos.

1 comentario:

  1. Hola que tal¡

    Mi nombre es tania soy administradora de un directorio de webs/blogs, navegando por la red ví tu página y está muy buena, sería genial contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
    tajuanchita@gmail.com
    Si estas de acuerdo solo escribeme.

    Exitos, un beso

    ResponderEliminar